Cheesecake vasco

Este icónico Cheesecake vasco es simple, delicioso y a prueba de errores. 

Cheesecake Vasco

La idea de un cheesecake que se viera quemado por arriba fue lo que me hizo querer probar esta receta por primera vez, y he de decir que la primera vez no salió tan bien, simplemente sentía que le faltaba sabor.

Una vez que logré perfeccionar la receta entendí por qué es un postre tan popular en algunos lugares, y porqué se recomienda comerlo solo. Es la versión perfecta de un cheesecake, simple, con una textura cremosa, no demasiado dulce, y muy fácil de hacer. A menos que te gusten los postres extra dulces, es probable que no vayas a extrañar la corteza y los toppings de un cheesecake estilo Nueva York.

¿Qué es un Cheesecake vasco?

Un cheesecake vasco o simplemente, tarta de queso como dirían en España, es un postre que se originó en el restaurante La Viña es San Sebastian, País Vasco, de ahí el nombre por el que se le conoce en la mayoría del mundo, ya que este postre ha ganado popularidad por su aspecto y por la cantidad de chefs, influencers y publicaciones de comida que han hablado de lo delicioso que es.

Se hace con solo 5 ingredientes, todo en un solo bol, no hace falta baño de maría ni técnicas especiales para su cocción, y aunque tiene un aspecto un poco rústico, queda con una textura bastante delicada en su interior. 

Cheesecake Vasco

¿Qué ingredientes necesitas?

Queso crema: una el queso crema de tu preferencia mientras no sea bajo en grasa o queso para untar.

Azúcar: usa azúcar blanca, de grano fino de ser posible ya que se integra mejor con el resto de los ingredientes.

Huevos: la receta lleva solo dos huevos ya que es un cheesecake pequeño, pero son muy importantes ya que son lo que le da estructura al cheesecake.

Crema doble o crema de leche: lee la etiqueta del envase para asegurarte que el único ingrediente sea crema de leche, no queremos todos los químicos que le agregan a algunas marcas; y tampoco compres una crema baja en grasa.

Harina: la receta lleva una pequeña cantidad de harina todo uso lo que ayuda a estabilizar la mezcla. Asegúrate de tamizarla y mezclara bien con el resto de los ingredientes.

¿Cómo hacer el cheesecake vasco perfecto?

  • Escoge ingredientes de calidad. Esta receta lleva solo 5 ingredientes y todos son esenciales para que quede perfecta, así que usa ingredientes de calidad y no trates de sustituirlos por otras cosas.
  • Usa ingredientes a temperatura ambiente. esto ayuda a mezclar mejor todos los ingredientes sin tener que batir demás.
  • No batas demás. Batir los ingredientes en exceso hará que se cree demasiado aire en la mezcla, lo que puede ocasionar grietas en el cheesecake.
  • Cuida la cocción. A diferencia del cheesecake estilo New York, esta tarta de queso se cocina a una temperatura más alta para que se caramelice por fuera, pero debes cuidar de no quemarla o secar mucho el centro.
  • Enfría correctamente. Una vez horneada la cheesecake, deja que pierda un poco de calor dentro del horno con la puerta abierta, y luego déjala enfriar a temperatura ambiente por unas horas, antes de refrigerar y dejar enfriar por un mínimo de 4 horas sin cubrirla para que no forme condensación.
  • Sirve a temperatura ambiente. Aunque es una receta que debe permanecer refrigerada, se recomienda dejarla perder frío antes de comer para obtener una cheesecake más suave y apreciar mejor los sabores.
Cheesecake Vasco

Preguntas Frecuentes

¿Cómo sabes cuando el cheesecake vasco está listo?

Este cheesecake se debe hornear hasta que la superficie esté bastante caramelizada, pero no quemada. Los tiempos de cocción varían de acuerdo al horno y a tus preferencias. Entre 45 y 55 minutos deberías tener el color perfecto, solo recuerda que entre más tiempo pase en el horno, más firme será. Así que, si prefieres un centro más suave, opta por el menor tiempo posible, el centro del cheesecake debería poder moverse ligeramente si sacudes el molde.

¿Por qué se hundió mi cheesecake?

Mientras se hornea, esta receta crece bastante, algo parecido a un soufflé, pero una vez que se comienza a enfriar colapsa por completo quedando hundido en el centro. Esto es totalmente normal y es de esperarse con esta receta. Solo recuerda dejarlo enfriar a temperatura ambiente antes de refrigerar.

¿Con qué puedo acompañar el cheesecake vasco?

Este es un postre que fue hecho para comerse por sí solo, los ingredientes y la técnica de cocción le aportan todo el sabor que necesita. Sin embargo, si prefieres algo más complejo o un toque más dulce, puedes probar con frutas como lo harías con una cheesecake tradicional, o incluso agregar una cucharada de chocolate derretido o dulce de leche.

Cheesecake vasco

Dificultad: Fácil
Porciones

6

Tiempo de preparación

10

minutos
Tiempo de cocción

50

minutos

Este icónico Chessecake vasco es simple, delicioso y a prueba de errores.

Ingredientes

  • 270gr (1 taza + 1 cucharada) de queso crema

  • 102gr (1/3 de taza + 3 cucharadas) de azúcar

  • 2 huevos

  • 120gr (1/2 taza) de crema de leche

  • 12gr (1.5 cucharada) de harina todo uso

Instrucciones

  • Saca los ingredientes de la nevera 15 minutos antes de comenzar.
  • Pre-calienta el horno a 200°C y prepara un molde de 14 cm de diámetro con papel encerado o papel para hornear de forma que cubra el interior del molde por completo.
  • Bate el queso crema con el azúcar, agrega los huevos y mezcla bien.
  • Agrega la crema de leche y une los ingredientes sin batir demás.
  • Tamiza la harina y mezcla con el resto de los ingredientes solo hasta incorporar.
  • Vierte la mezcla en el molde y hornea por 45 o 55 minutos o hasta que la superficie del cheesecake esté completamente caramelizada.

Notas

  • Esta receta te da un cheesecake pequeño de 14 cm de diametro, pero es fácil de multiplicar para hacer varios o uno más grande. Solo divide cada ingrediente entre dos y luego multiplica por la cantidad de huevos que vayas a utilizar.

1 comentario en “Cheesecake vasco”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio